Blog

“Todo lo que hacemos en la vida, positivo o negativo, se acumula.”

Esto quiere decir sencillamente que todo gran logro en la vida es el cúmulo de pequeños logros. En general cuando vemos a alguien exitoso nos preguntamos cómo diablos logró llegar allí. Y creemos que nació con un talento único que hace que para él o ella todo sea fácil. Básicamente despojamos a la persona del mérito que tienen sus esfuerzos. Lo mismo sucede a la inversa: cada cosa negativa que hacemos día tras día se acumula, formando luego una gran nube negra sobre nosotros que tarde o temprano desatará una tormenta.

Si miramos, por ejemplo, a grandes jugadores de fútbol (football, soccer, o como quieras llamarle) como Luis Suarez o Leonel Messi, nos encontramos con que las personas dicen cosas como esta: “Nacieron para ello”, “Tienen talento natural”, “Para ellos es fácil”, “Es su segunda naturaleza”. Sin embargo, los tipos respiran fútbol, comen fútbol, dedican toda su vida y energía a este deporte. Toda su disciplina y su enfoque, toda su energía mental está dedicada al fútbol. Hablan de fútbol, entrenan cada día, dedican horas y horas a mejorar, sudan fútbol. Y además de todo eso, aman el fútbol, les apasiona. Ese es el legado de nacimiento, la pasión y el amor a eso que hacen, por tanto, explotan a pleno su potencial y logran hazañas increíbles. Y sí, ya sabemos que dirás que otros tantos aman el fútbol de la misma manera que ellos y aun así no son tan buenos jugando. Pues habría que comparar el amor de cada uno y el trabajo duro que le ponen, el enfoque mental y la energía. También habría que comparar a qué le llamamos “buenos”, porque hay muchos que incluso son mejores jugadores, pero no se visualizan tanto en los medios. Esto sucede en cada disciplina. En la ciencia, en los deportes, en la filosofía, en la religión, en la metafísica, en la crianza de los hijos, en la actuación, en el arte, en todo. Cada gran éxito es el cúmulo de pequeñas victorias. El gran pensador, Confucio, decía:

“Quién mueve montañas empezó apartando piedrecitas.”

Esto es real. El asunto es que todos queremos mover montañas cuanto antes, y no sabemos ni apartar una pequeña roca. La ansiedad nos gana y si no logramos rápidamente eso que queremos, desistimos y decimos que no funciona, que es un fracaso, que no se puede hacer. Recuerda la cita que hicimos antes sobre el actor Will Smith cuando su padre les pidió a él y a su hermano que construyeran una pared de ladrillos:

“Coloquen un ladrillo por vez, y colóquenlo de la mejor manera que puede ser colocado un ladrillo.”

Estadísticamente se tarda unos 15 años en volverse uno millonario de forma sólida. Esto vale para cualquier persona, sin importar cuál fue el inicio. Puedes empezar hoy de cero y ser millonario dentro de 10, 15 o 20 años. El proceso podría ser más corto, dependiendo de muchísimos factores. Pero de nada sirve querer hacerse rico de la noche a la mañana. Tómate un tiempo para investigar en internet sobre la suerte de aquellas personas que ganaron la lotería. En la inmensa mayoría de los casos no terminaron bien. O volvieron al punto de origen, lo cual dentro de todo no es malo, o quedaron peor de lo que estaban antes de ganar el premio, endeudados hasta la médula y con varios problemas legales que no le deseas ni a tu peor enemigo.

Solemos creer que el dinero es la solución a la mayoría de nuestros problemas. Claro, con más dinero pagaríamos muchas deudas, repararíamos la casa, compraríamos aquello que nos falta y viviríamos mejor. Pero la realidad es diferente. El dinero no es bueno ni malo en sí mismo. Es un medio, una herramienta, y como toda herramienta su efecto depende del uso. Un cuchillo es una herramienta de cocina, bien usado es realmente útil, mal usado puede servir hasta para matar a alguien, aunque ese no es el objetivo con el que fue creado.

El dinero magnifica tus hábitos. Tanto más dinero tengas más potenciarás tus hábitos, los buenos como los malos. Por tanto, no es buena idea tener mucho dinero si aún permanecen contigo hábitos negativos. Por eso es que mencioné la Ley del Hábito, pero eso no es suficiente, necesitas ENTRENARTE, tomar cursos profesionales, invertir en ti mismo/a, no avanzarás. En general cuanto más dinero se tiene más se gasta. Esto es algo que debatimos a fondo en nuestros cursos de Educación Financiera. El mayor problema con el dinero es que no sabemos usarlo, y en general compramos y adquirimos pasivos (cosas que generan gastos, que hay que mantener). Una casa más grande, un nuevo auto, televisión por cable, un televisor más grande, una nueva tarjeta de crédito con más capacidad de gasto, etc. Así pues, el costo de vida aumenta y luego se necesita un flujo de dinero más grande y constante para mantener dicho nivel de vida. Lo que antes te permitía un empleo de U$S500 al mes, ahora lo puedes costear si ganas al menos U$S1000.

La independencia financiera es una de las metas a perseguir, junto con tantas otras. Para lograrla primero tienes que crecer tú mismo/a en muchos aspectos. El dinero puede ser algo muy bueno para ti, tu familia e incluso para tu sociedad, si se utiliza de forma sabia, como un medio creativo. Sin embargo, también puede ser una maldición. Así pues, termina de aprender algunas cosas antes de solo desear dinero. Por eso se tarda unos 15 años en hacerse millonario, porque se requiere crecer en muchos aspectos. El dinero en sí mismo es un resultado de tu crecimiento personal, sin embargo, este crecimiento ha de ser equilibrado, de otro modo te consumirán los excesos. Tu vida se compone de relaciones personales, de economía, de salud, de sentirte servil y útil. Si solo crece uno de esos aspectos y los otros están descuidados sencillamente el fracaso estará a tu lado. Tener excelente salud y una economía mediocre tarde o temprano terminará por destruir tu salud. Tener muy buenas relaciones personales y una salud desastrosa terminará por deteriorar tus relaciones. Sin embargo, la gente suele enfocarse casi en una sola cosa: economía y dinero. El exitoso empresario Warren Buffett dijo una vez:

“Si llegas a mi edad y nadie piensa bien de ti, no me importa cuán grande sea tu cuenta de banco, tu vida es un desastre.”

No faltará quien diga que hay tiranos que no han crecido como personas en nada y tienen mucho dinero. Realmente estos tiranos sí han crecido en algunos aspectos y no en otros, por eso son tachados de tiranos, y por ello pagarán el precio tarde o temprano. No se puede decir que tu vida es un éxito si te va bien en los negocios y tus relaciones son un asco. Tampoco se puede decir que tienes éxito si tus relaciones son buenas y tu vida económica es un asco porque vives en la carencia. Se necesita equilibrio en todo lo que hacemos. Alimenta entonces a tu mente primero. Cambia tú, cambia tu mundo. Recuerda: TODO SE ACUMULA. Céntrate en hacer pequeñas cosas que te vayan acercando a tus metas, nada más, como las hormigas que llevan un trocito de tierra a la vez y construyen gigantescos hormigueros.

>> Mira aquí la quinceava ley ahora para continuar este tema tan importante.

Si tienes dudas puedes contactarme directamente al WhatsApp (+598) 94 815 035, al correo vladimir@kaedusoft.edu.uy o bien, en las redes sociales: Facebook PersonalFacebook de KA EduSoftInstagramTwitterLinkedInYouTube Patreon.

Descárgate nuestros E-Books gratuitos ahora solo con tu e-mail
Please wait...

Cursos GRATUITOS express

La MAESTRÍA a tu alcance

Este sitio usa cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Al continuar navegando asumimos que aceptas esta política; de lo contrario puedes cerrar este sitio ahora mismo o desactivar las cookies en tu navegador.
Abrir chat
1
¿Quieres ayuda? Te asistiremos con gusto
Hola. Dinos ¿qué estás necesitando? Con todo gusto te asistiremos en lo que necesites.